La ciudad

Mapa Lisboa

Es una de las capitales más demandadas de Europa, una de las urbes más antiguas del viejo continente y un destino imprescindible en el que la tradición y la historia conviven con una vibrante modernidad y un carácter cosmopolita.

La ciudad de las siete colinas es un crisol de culturas, una fuente de luz atlántica, una sorpresa continua. Después de asomarse a uno de sus miradores, la hermosa silueta de la ciudad sobre el río Tajo es razón más que suficiente para justificar el viaje, pero todavía queda apelar a la encantadora amalgama de callejuelas tradicionales, los miles de azulejos que decoran la ciudad, su faceta monumental, su efervescente propuesta gastronómica…

No lo pienses más. Lisboa lo tiene todo para conquistarte.

Barrios populares, el alma de Lisboa

No hay mejor manera de sentir Lisboa que perderse por los callejones y escaleras de sus barrios populares. Entre sus paredes y viejas ventanas todavía se respira esa autenticidad de ropa tendida, gatos descansando a la sombra y charla entre vecinos. Los viajeros recorren estas calles con curiosidad, sorprendiéndose por el contraste entre su faceta diurna y nocturna. Y es que, por la noche, muchos de estos barrios se transforman, mostrando la cara más bohemia de la ciudad. Es la Lisboa de los bares y tabernas, de las discotecas y casas de Fado del Bairro Alto, Mandragoa, Alfama, Graça o Castelo. La Lisboa que se refleja bajo la luz de la luna en su eterna pareja, el río Tajo.

Bario Alto Lisboa

Lisboa, Patrimonio Mundial

Lisboa cuenta con dos monumentos inscritos en la lista de Patrimonio del Humanidad de la UNESCO. Se trata del Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém.

El Monasterio de los Jerónimos es una obra fundamental de la arquitectura manuelina. Construido en 1502 y lleno de elementos decorativos y referencias al arte de la navegación, aquí descansan desde reyes y reinas, hasta ilustres portugueses como el navegante Vasco de Gama o poetas y escritores como Fernando Pessoa.

A muy pocos metros e inclinada sobre el río Tajo, se levanta la Torre de Belém, un bello ejemplo de la arquitectura militar en Portugal que conmemora la expedición de Vasco de Gama a la India.

Belem

Miradores

Lisboa está perfilada por siete colinas y, en cada una de ellas, numerosos miradores nos ofrecen una perspectiva única de la ciudad. Se trata de lugares dibujados por escaleras estrechas y empinadas, que al recorrerlas nos hablan de la historia de Lisboa y su río Tajo.

Merece la pena el camino hasta el mirador de la Graça o de Nossa Senhora do Monte, de Portas do Sol o de São Pedro de Alcântara, del Castelo de São Jorge o de Santa Luzia, de Santa Justa o del Torrel. Y, por supuesto, del Cais das Colunas, lugar que abraza la impresionante Praça do Comércio y el río Tajo.

Miradores Lisboa

Gastronomía, el sabor de la tradición

Si hay un plato por excelencia que identifique a Lisboa, ese es la sardina asada. Especialmente cuando llega el verano y las fiestas populares invaden sus barrios con este manjar, acompañado de pimientos asados y los famosos vinos portugueses, sangría o cerveza. Claro que tampoco podemos olvidar el bacalao en su infinidad de versiones, el marisco y los “petiscos” más variados. Y para completar el festín, es obligatorio probar los famosos pasteles de Belém, receta tradicional donde las haya y un icono ya no solo de los sabores lisboetas, sino de todo Portugal.

Gastronomia Lisboa

Descubre tu rincón favorito

Por sus múltiples facetas, su carisma, su historia, sus rincones de postal y su excelente gastronomía, Lisboa es una ciudad apta para todos los gustos. Así que seas como seas, tu visita a la capital lusa no te dejará indiferente.

Lisboa

Reserva ahora